¿MÁRMOL Y TRAVERTINO NO SON LO MISMO?

Aunque es muy común escuchar que al travertino se le conoce como “Mármol travertino” el término es incorrecto, ya que son dos materiales diferentes en propiedades, cualidades y características físicas. 

¡Quédate para conocer sus diferencias!

-En cuanto a propiedades, el mármol contiene un 95% de carbonato de calcio y el travertino se forma por los depósitos de este componente. 

-El mármol tiene una infinidad de variedad en colores y el travertino tiene una gama neutra y limitada. 

-Por lo general, suele apreciarse más porosidad en el travertino, que en el mármol (aunque eso puede cambiar con el acabado que se requiera). 

-El mantenimiento del mármol se da más rápido a comparación del travertino, ya que tiene una estructura mineral densa. 

¿CÓMO SABER CUÁL NECESITO?

A primera instancia, el aspecto es un factor a considerar, pues si estás buscando tonos neutros, el travertino es perfecto para ti, pero si la idea es tener un material con colores y vetas más originales, entonces el mármol te será de mayor utilidad. 

En cuanto a necesidades, ambos materiales son idóneos para pisos, paredes, columnas, escaleras y hasta baños, también se pueden usar para interiores y exteriores donde es muy común encontrarlo en terrazas y piscinas. 

Si quieres ver fotos y videos de cómo lucen aplicados estos materiales, visita nuestra Instagram como @canterasmido.

El mármol se ha usado desde la antigua roma y su popularidad ha aumentado con el tiempo, aunque muchos lo conocen, pocos saben el proceso detrás de su elaboración, ¿quieres enterarte de ello? ¡Sigue leyendo!